El siguiente texto es una traducción. Original: Increased Reaction to Stress Linked to Gastrointestinal Issues in Children with Autism

~*~*~

Los investigadores estudian las respuestas al aumento de hormonas del estrés, síntomas gastrointestinales

Uno de cada 45 niños estadounidenses vive con desórden del espectro autista, según el Centro para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. Muchos de estos niños tienen, además, problemas gastrointestinales significativos, pero la causa de estos síntomas es desconocida. Ahora, los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Missouri sugieren que los problemas gastrointestinales en estas personas con autismo pueden estar relacionados con una reacción más fuerte al estrés. Es un descubrimiento que los investigadores esperan pueda conducir a mejores opciones de tratamiento para estos pacientes.

dolor abdominal.png

“Sabemos que es común para las personas con autismo tener una reacción más intensa al estrés, y algunos de estos pacientes parecen tener estreñimiento frecuente, dolor abdominal y otros problemas gastrointestinales”, dice David Beversdorf, Doctor en Medicina, profesor asociado en los departamentos de radiología, neurología y ciencias psicológicas en la Universidad de Missouri y en el Centro Thomson para Autismo y Desórdenes del Neurodesarrollo de la Universidad de Missouri. “Para entender mejor el porqué, hemos buscado una relación entre los síntomas gastrointestinales y los marcadores inmunológicos responsables de la respuesta de estrés. Hemos encontrado una relación entre una mayor respuesta de cortisol al estrés y éstos síntomas”.

El cortisol es una hormona liberada por el cuerpo en momentos de estrés, y una de sus funciones es prevenir la liberación de sustancias en el cuerpo que causan inflamación. Estas sustancias inflamatorias -conocidas como citoquinas- se han asociado al autismo, problemas gastrointestinales y estrés. Los investigadores estudiaron a 120 personas con autismo que fueron tratadas en la Universidad de Missouri y la Universidad Vanderbilt. Los padres de estas personas completaron un cuestionario para evaluar los síntomas gastrointestinales de sus hijos, resultando en 51 pacientes con síntomas y 69 sin síntomas gastrointestinales.

Para causar una respuesta de estrés, los sujetos pasaron por una prueba de estrés de 30 segundos. Se tomaron muestras de cortisol a través de la saliva de los participantes antes y después de la prueba. Los investigadores encontraron que las personas con síntomas gastrointestinales tenían un cortisol más elevado en respuesta al estrés que los participantes sin síntomas gastrointestinales.

“Cuando tratamos a un paciente con autismo que tiene estreñimiento y otros problemas gastrointestinales bajos, los médicos pueden darles un laxante para resolver estos problemas,” dijo Beversdorf. “Nuestros hallazgos sugieren que puede haber un subgrupo de pacientes para los que puede haber otros factores que contribuyen [al problema]. Se necesitan más investigaciones, pero la reactividad al estrés y la ansiedad pueden ser un factor importante a la hora de tratar a estos pacientes”.

El estudio, “Asociaciones entre Citoquinas, Respuesta de Estrés Endocrino, y Síntomas Gastrointestinales en Desórden del Espectro Autista”, fue recientemente publicado en Brain, Behavior, and Immunity, la publicación de la Psychoneuroimmunology Research Society. La investigación comunicada en esta publicación fue apoyada por la Autism Treatment Network y la Auism Intervention Research Network on Physical Health por Administración de Servicios y Servicios de Salud (UA3MC11054). Los investigadores no tienen conflictos de interés que declarar relacionados con este estudio.

Además de Beversdorf, Brad Fergusón, candidato doctoral en el Programa Interdisciplinar de Neurociencia de la Universidad de Missouri, sirvió como autor principal del estudio.

Advertisements